Entradas

Rotundamente SÍ es obligatorio depositar la fianza. Cada Comunidad Autónoma regula el depósito de las fianzas. En el caso de las Islas Baleares, aunque es una norma antigua, el Decreto 22/1989, de 22 de febrero, regula la obligación de constituir fianzas de arrendamiento y sigue en vigor. Concretamente, su artículo 2 establece que «Toda fianza exigida a los arrendatarios y subarrendatarios de viviendas o locales de negocio […] deberá constituirse por su total importe en el Instituto Balear de la Vivienda […]». Y en el artículo 9 de la misma norma, se establece que será sancionado quien no cumpla con lo establecido. Es decir, que un propietario que no deposite la fianza en el IBAVI puede ser sancionado.

En la página web del IBAVI, podéis encontrar toda la información al respecto. Aquí os dejo el link:

http://www.ibavi.com/fianzas-de-alquiler-mas-informacion/

La falta de depósito de la fianza, es un problema a la orden del día, que viene repidiéndose desde hace años. En su día, cuando los alquileres eran deducibles para la declaración de la renta, hacienda cogió las bases de datos de los depósitos de fianzas y todas aquellas personas que se habían deducido el alquiler y su fianza no estaba depositada en el órgano correspondiente, recibieron una carta solicitando que devolvieran a hacienda el importe de la deducción. Es decir: el propietario no cumple con su obligación y el inquilino es sancionado. ¡Qué injusto, ¿verdad?! Pues en 2015 una Sentencia declaró la responsabilidad del propietario por el perjuicio provocado por no haberla depositado. Podéis consultar la sentencia en el siguiente enlace:

https://www.mundojuridico.info/perjuicios-por-no…/

Ayúdanos a difundir información compartiendo.Seguro que a más personas les es útil esta información. ¡Gracias!

La fianza es una cantidad de dinero que se da para asegurar el cumplimiento de la obligación del pago en el caso de los arrendamientos. Así, si el inquilino deja de pagar la renta o los suministros, el propietario se garantiza el cobro con esta cantidad entregada a cuenta.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece en su artículo 36 que en el caso de vivienda, la fianza será la cantidad equivalente a una mensualidad y en caso del arrendamiento para uso distinto de vivienda será de dos mensualidades. Por lo tanto, te pueden exigir dos meses si estamos ante un arrendamiento para uso distinto de vivienda (vivienda vacacional o un local, por ejemplo) pero para el caso de vivienda habitual sólo se te puede exigir un mes. Así se pronuncia también el Decreto 22/1989, de 22 de febrero. Este decreto habla de la obligación por parte del propietario de depositar la fianza en el órgano correspondiente (en el caso de Baleares es el IBAVI pero cada Comunidad Autónoma tiene el suyo), y también establece lo mismo: que será un mes de fianza para losa arrendamientos de vivienda y de dos meses para el uso distinto de vivienda.

¿Cuál es el problema? Que, como bien hemos dicho al principio, la fianza es una cantidad de dinero que se da para asegurar el cobro pero, y si el inquilino no paga la renta, ¿queda el propietario cubierto con un mes de fianza? La realidad es que no. La realidad es que el propietario queda completamente desprotegido porque los procedimientos de desahucio tardan meses y si el inquilino deja de pagar, con un mes de fianza no cubre la deuda.

¿Cuál sería la solución? Entendemos que no todos los inquilinos pueden ofrecer los 6 meses de fianza que puede costar un procedimiento de desahucio. Por ello, deben poder ofrecer algún otro tipo de garantía, un aval y, sobretodo, modificar la Ley para ayudar a los propietarios en caso de que los inquilinos no cumplan con su obligación de pago.

Desde la Asociación Soluciones Legales Para Todos, también ofrecemos a los propietarios la posibilidad de, haciéndose socios, darles cobertura en caso de impago por parte del inquilino.

 

Ayúdanos a difundir información compartiendo.Seguro que a más personas les es útil esta información. ¡Gracias!