Como ya vimos en el post «No tengo contrato de alquiler», los contratos verbales son completamente válidos. Pero, ¿qué pasa si se trata de un subarrendamiento, total o parcial? ¿Qué pasa si me están alquilando una habitación y, quien me la alquila, no es el propietario?

Aunque me la pueden alquilar con un contrato verbal que sería completamente válido, sí que es cierto que para poder subarrendar se necesita el consentimiento escrito del arrendador. Es decir, si el dueño de la casa no autoriza al inquilino, éste no puede subalquilar las habitaciones. Si lo hace, estará incumpliendo el artículo 8 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

En cuanto al precio, si bien vivimos en una economía de libre mercado donde cada cual puede alquilar su casa al precio que quiera, no es así en el caso de los subarrendamientos. Si una persona tiene un piso en alquiler y luego subarrienda habitaciones, el precio nunca podrá exceder del que corresponda al arrendamiento. Por ejemplo, si alquilas una casa de 3 habitaciones por 900 euros mensuales, tú vives en una y alquilas las otras dos, no puedes cobrar 500 euros por cada habitación alquilada porque superaría el precio que tú estás pagando por ese alquiler.

Por lo tanto, en cuanto al subarriendo, llegamos a 2 conclusiones:

  1. El propietario tiene que consentir por escrito el subarrendamiento.
  2. El precio nunca puede exceder del precio que se paga por el alquiler total.

Ayúdanos a difundir información compartiendo.Seguro que a más personas les es útil esta información. ¡Gracias!