Tras el fiasco del Real Decreto-ley 21/2018, de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler nos encontramos ante un nuevo intento de regulación, esperemos que más duradero por el bien de nuestra sociedad, pues éste último sólo duró 35 días. Se trata del Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler. Os dejo las 7 claves de esta nueva norma:

  1. Condición de vivienda habitual: el arrendamiento de vivienda no perderá esta condición aunque el arrendatario no tenga en la finca arrendada su vivienda permanente, siempre que en ella habiten su cónyuge no separado legalmente o de hecho, o sus hijos dependientes.
  2. Duración: la mínima será de 5 años si el propietario es persona física o 7 años si el propietario es persona jurídica (bancos o sociedades).
  3. Prórroga obligatoria: Si vencido el contrato ninguna de las partes comunicara a la otra con suficiente antelación la voluntad de no renovar, se prorrogará anualmente hasta 3 años más.
  4. Subrogación: Si se vende la vivienda, quien la compra, debe respetar la duración del contrato de arrendamiento.
  5. Actualización renta: durante la vigencia del contrato, la renta sólo podrá ser actualizada cada año y, a falta de pacto, la variación anual será la del Índice de Garantía de Competitividad (IGC).
  6. Gastos inmobiliaria: los gastos serán a cargo del arrendador cuando éste sea persona jurídica.
  7. Fianza: en los casos de vivienda, se puede solicitar 1 mes de fianza y 2 meses de depósito de garantía. Total máximo: 3 mensualidades.

Aunque la norma referenciada lleva a algún cambio normativo más, aquí sólo hemos citado los 7 que nos han parecido más relevantes para la mayoría.

Esta normativa es de aplicación para los contratos firmados a partir del 6 de marzo de 2019.

Si te ha servido de ayuda, ¡comparte!

Como expliqué en el post «¿Me pueden exigir dos meses de fianza?», no se puede pedir más de un mes de fianza. Pero sabemos que la realidad es que, con sólo un mes de fianza, el propietario no queda cubierto de impagos y desperfectos en la vivienda. Son muchos los casos en que el inquilino no se ha conformado sólo con dejar de pagar la renta, sino que además los desperfectos que ha dejado en la vivienda han supuesto un coste de reparación muy elevado, por lo que los propietarios tienen miedo de arrendar sus viviendas y las cierran, o las destinan al alquiler turístico ilegal (asegurándose así el cobro y la recuperación del inmueble, pues un turista se va al finalizar sus vacaciones) o piden el pago de 6 meses por adelantado más 3 meses de fianza, o cantidades por el estilo.

Desde el punto de vista del inquilino, es una barbaridad porque si alguien tiene ese dinero ahorrado, puede casi dar una entrada para un piso en lugar de irse de alquiler.

Desde el punto de vista del propietario, es la única manera que tienen de asegurarse el cobro ya que la Ley no les protege ante estas situaciones.

Hasta que la Ley no cambie (y honestamente, espero que lo haga por el bien de todos), hay una solución que es contratar un seguro. No son nada caros, los hay por 120 euros al año (y más caros también, depende de las coberturas que escojas, como todos los seguros).

Otra solución es asociarte a Soluciones Legales Para Todos. Nosotros no podemos ofrecerte el pago de las cantidades pendientes como sí hacen algunos seguros, pero sí podemos ofrecerte cobertura legal en caso de impago, para el desahucio o la reclamación de cantidad, además de asistencia jurídica continua en la materia. También puedes formar parte de nuestra lista de arrendadores y arrendatarios de confianza, para escoger a un inquilino que responda de sus obligaciones y a un propietario que no abuse de sus situación de superioridad.

 

Ayúdanos a difundir información compartiendo.Seguro que a más personas les es útil esta información. ¡Gracias!

Rotundamente SÍ es obligatorio depositar la fianza. Cada Comunidad Autónoma regula el depósito de las fianzas. En el caso de las Islas Baleares, aunque es una norma antigua, el Decreto 22/1989, de 22 de febrero, regula la obligación de constituir fianzas de arrendamiento y sigue en vigor. Concretamente, su artículo 2 establece que «Toda fianza exigida a los arrendatarios y subarrendatarios de viviendas o locales de negocio […] deberá constituirse por su total importe en el Instituto Balear de la Vivienda […]». Y en el artículo 9 de la misma norma, se establece que será sancionado quien no cumpla con lo establecido. Es decir, que un propietario que no deposite la fianza en el IBAVI puede ser sancionado.

En la página web del IBAVI, podéis encontrar toda la información al respecto. Aquí os dejo el link:

http://www.ibavi.com/fianzas-de-alquiler-mas-informacion/

La falta de depósito de la fianza, es un problema a la orden del día, que viene repidiéndose desde hace años. En su día, cuando los alquileres eran deducibles para la declaración de la renta, hacienda cogió las bases de datos de los depósitos de fianzas y todas aquellas personas que se habían deducido el alquiler y su fianza no estaba depositada en el órgano correspondiente, recibieron una carta solicitando que devolvieran a hacienda el importe de la deducción. Es decir: el propietario no cumple con su obligación y el inquilino es sancionado. ¡Qué injusto, ¿verdad?! Pues en 2015 una Sentencia declaró la responsabilidad del propietario por el perjuicio provocado por no haberla depositado. Podéis consultar la sentencia en el siguiente enlace:

https://www.mundojuridico.info/perjuicios-por-no…/

Ayúdanos a difundir información compartiendo.Seguro que a más personas les es útil esta información. ¡Gracias!